Artículo publicado en la Revista «Gente» en junio de 1993

El estudio de un pintor

Decoración

Como continuación del reportaje de la semana anterior, nos acercamos al estudio del pintor. Eduardo Santos Guada nació en Madrid. Fue discuípulo de Carmen Nonell, Pedro Martínez Sierra y de Eduardo Verdasco, del cual podemos ver dos obras en la zona de estar del estudio.

La primera, dominando la pared del fondo, es un óleo representando el jardín de la casa; la segunda es un retrato de Eduardo Santos Guada. El pintor ha hecho diversas exposiciones por todo el territorio español.

Su estudio está dividido en dos zonas, una de esta y el estudio en sí. Todo el suelo de esta habitación está lacado en blanco. La zona de estar posee dos grandes librerías cubiertas de libros de pintura, escultura y arte en general. Las telas de esta sala son de Vaanda. Sobre la mesa, una escultura en bronce del sevillano Miguel García Delgado, de dos figuras masculinas y una segunda, de pinceles, seriada, de Manolo Calvo, de la Galería Serie. A la derecha, un barro del escultor Ramón Muriedas. En la parte de abajo de la mesa, varias cajas antiguas de Coromandel. En la zona del estudio, hay un gran ventanal. En la pared, San Sebastína, óleo reciente del pintor, y dos grabados del mismo.

María Lazcano
Florián Bolk